El Colegio Público Juan de Austria de Alcázar de San Juan, ha desarrollado un proyecto de innovación educativa titulado” No quiero ganar, quiero jugar”, a través de la organización de diferentes actividades lúdico deportivas para que los niños utilicen el juego como elemento de aprendizaje y, así, mejorar las relaciones sociales entre ellos.

Gustavo Lorente, creador del proyecto y profesor de Educación Física del centro, ha resaltado que en ocasiones los adultos tienen una visión distorsionada de lo que es el juego, haciéndoles pensar que la diversión está en ganar, por ello pretenden que vean que jugar es para divertirse y aprender. También ha destacado la importancia de llevar a cabo una conexión entre éste tipo de proyectos y las familias. En el ámbito escolar es conveniente que los alumnos reciban una educación emocional y que sepan que los modelos competitivos no favorecen su desarrollo personal, fomentando actitudes de cooperación y ayuda a los demás.

La directora del centro escolar, Milagros López, ha reseñado que los chicos están descubriendo que pueden jugar juntos sin discutir. La alcaldesa de la ciudad, Rosa Melchor, ha felicitado al centro educativo por la puesta en marcha del proyecto y ha destacado la importancia de que los niños jueguen en la calle, fomentándose así la solidaridad y el trabajo en equipo. Desde el proyecto se pretende enseñar y llevar a la práctica una serie de normas y valores que favorezcan la realización saludable de los juegos y que los alumnos reduzcan las actuaciones agresivas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar