Más de 50.000 personas se han beneficiado ya de las ayudas del Plan contra la Pobreza Energética

El Plan contra la Pobreza Energética del Gobierno de Castilla-La Mancha ha llegado ya a 51.462 personas en sus dos años de vigencia. De ellas, casi 24.000 son menores de edad. Así lo ha destacado hoy el portavoz del Ejecutivo autonómico, Nacho Hernando, que ha valorado un informe remitido al Consejo de Gobierno por la Consejería de Bienestar Social sobre la evolución de esta medida.

Así, según los datos facilitados, desde la puesta en marcha de este Plan, se han concedido 14.342 ayudas y se han paralizado o repuesto, según el caso, 934 cortes de suministro, que han beneficiado a 2.412 personas, 1.120 de ellas menores.

Se trata de un plan pionero a nivel nacional que nos pone a la misma altura de planes avanzados que se están desarrollando en Reino Unido o Francia, demostrando que Castilla-La Mancha tampoco se quiere quedar atrás en este ámbito”.

Además, como novedad, ha recordado que en 2018 se podrán solicitar dos ayudas y se incorporarán las ayudas de emergencia social con carácter preventivo para evitar avisos de corte de suministro.

Reducción de gases de efecto invernadero

Por otro lado, Hernando ha informado del acuerdo suscrito con la Oficina de Cambio Climático de España, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, para la reducción de gases de efecto invernadero en la región.

Tal y como se ha informado al Consejo de Gobierno, este acuerdo, enmarcado en la convocatoria del Proyecto Clima 2017, permitirá el “objetivo primordial” de reducir hasta un máximo de 14.000 toneladas de CO2 en cuatro años.

Esta disminución de gases de efecto invernadero será posible gracias a la Estrategia Regional de Biomasa 2017-2020, que contempla la sustitución de calderas de gas o gasóleo por calderas de biomasa en edificios de la Junta de Comunidades, entre los que se encuentran 47 institutos de Educación Secundaria de la región.

Esta “apuesta por la biomasa y por el medio ambiente” se enmarca además en la que será la primera Ley de Economía Circular de España, que será remitida a las Cortes de Castilla-La Manchan a finales de año, y que además de lograr una mejor gestión de los residuos, también tiene como objetivo “anclar puestos de trabajo y opciones de desarrollar un proyecto vital” en el medio rural.

En este sentido, Hernando ha celebrado que la provincia de Cuenca vaya a acoger el mayor parque eólico de España, “que sirve para demostrar que esta provincia puede mirar al futuro sin tener que hipotecar la vida de generaciones y generaciones a un cementerio nuclear”, ha recordado.