El presidente García-Page reclama una mayor dotación económica de la Educación de cara a un futuro sistema de financiación autonómica

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reclamado al Gobierno de España una ampliación de los recursos económicos que actualmente perciben las regiones para afrontar sus competencias en materia educativa, como uno de los pilares fundamentales del futuro sistema de financiación autonómica.

Así lo ha indicado el presidente regional durante el acto de colocación de la primera piedra de las obras de adaptación del edificio en el que se ubicará el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) nº 5 de la localidad ciudadrealeña de Miguelturra. Un acto en el que también han participado el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto; el presidente de la Diputación provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero; la delegada provincial de la Junta de Comunidades, Carmen Teresa Olmedo; y la alcaldesa de la localidad, Victoria Sobrino.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha hecho hincapié en que los sistemas educativos de cada región han de venir “mucho mejor financiados”, como premisa para poder alcanzar un acuerdo entre todas las comunidades autónomas y el Estado en un futuro nuevo modelo de financiación. Del mismo modo, ha reclamado el papel fundamental de la Educación como la herramienta “más importante” para salir definitivamente de la crisis económica, apelando al mismo tiempo a mantener viva su esencia no sólo como derecho constitucional sino como obligación de las administraciones públicas.

  Sería una buena lección para el país que buscáramos espacios de consenso a la hora de negociar un Pacto Nacional por la Educación. Un acuerdo a nivel estatal que deje espacio abierto a opiniones y en el que se recupere la senda de la educación en valores”.

Al respecto, ha pedido que se deje de usar a la educación y al idioma como “arma arrojadiza”, algo, ha lamentado García-Page, que ocurre con los posicionamientos independentistas que, además de cultivar el enfrentamiento desde las aulas, generan en el futuro desigualdades entre los españoles a la hora, por ejemplo, de acceder a un puesto de trabajo, dependiendo de la comunidad autónoma donde hayan sido educados.

Seguir invirtiendo en Educación, Investigación y Tecnología

El presidente de Castilla-La Mancha ha hecho hincapié en la importancia de la Educación a la hora de que España afronte con garantías su futuro; lección que, ha recalcado, “nos ha dejado también la crisis”, ya que, como país “moderno y capaz”, el sistema educativo es primordial a la hora de competir en igualdad de condiciones con el resto de países.

La clave, ha remarcado García-Page, “estará en la capacidad de aprovechar la materia gris de nuestros hijos”, razón por la que, desde el Gobierno de Castilla-La Mancha, ha abundado, se seguirá apostando por implementar tanto los recursos materiales y humanos de la Educación, como por invertir en Investigación y Tecnología.