El Gobierno regional pide al Ministerio de Agricultura que no utilice el trasvase y el agua como arma arrojadiza entre las comunidades autónomas

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha recriminado que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) “utilice el agua como arma arrojadiza” entre comunidades autónomas ante el nuevo trasvase del Tajo al Segura, ya que “da la sensación de que en este caso lo está haciendo”.

Así lo ha indicado hoy el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de la región que ha asistido esta mañana a la reunión del Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios, en la sede del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

En este tema, ante las preguntas de los periodistas, se ha pronunciado sobre la derivación de agua aprobada desde los pantanos de cabecera del Tajo al Levante y ha resaltado que “no quiero quedar por encima de ninguna región”, insistiendo en que, que al igual que lo hizo la pasada semana con el presidente de Murcia, “siempre he trasladado nuestra responsabilidad y nuestra solidaridad”.

Parece surrealista decir que Castilla-La Mancha tiene que estar contenta en este asunto, como ha dicho la propia ministra recientemente, cuando el planteamiento del Ministerio es que cada vez que se superen los 400 hectómetros cúbicos en los pantanos de cabecera del Tajo se trasvasen 20 al Levante para que en el Levante se riegue, cuando están sólo al 19 por ciento de su capacidad”.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo rural de Castilla-La Mancha ha explicado que el trasvase “es injusto” y ha solicitado de nuevo que todos los territorios sean tratados igual que el resto por parte del Gobierno central, por lo que ha demandado al Ministerio un “esfuerzo político”, ya que “debe ser una política estatal y tenemos siempre la mano tendida”.

Asimismo, Martínez Arroyo ha indicado que desde Castilla-La Mancha “hemos reivindicado siempre que el agua nos tiene que ayudar a desarrollar nuestro medio rural” y ha lamentado que “mucha gente se ha ido con el agua del trasvase al Levante porque no tenía alternativas”.

Es por ello, que ha insistido en que ahora “es el momento de planificar el agua de otra forma” y en cuanto al triple trasvase de 60 hectómetros cúbicos recientemente aprobado “el Ministerio se equivoca”, porque parece que el planteamiento que trasmite es que esta es “la única manera de planificar la política del agua en nuestro país” cuando “no se ha puesto por delante la prioridad de la cuenca cedente” impidiendo que el agua ayude a Castilla-La Mancha a generar riqueza y que el propio río Tajo tenga un caudal ecológico a su paso, por ejemplo, de Aranjuez.

Castilla-La Mancha ha enviado la posición regional de la PAC a la UE

En cuanto a la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha informado que hoy mismo el Gobierno regional ha remitido al Comisario de Agricultura de la Unión Europea, el documento de posición regional sobre la reforma que se está negociando en este momento “para que conozca nuestra forma de verla”.

En este sentido, ha indicado que siempre ha manifestado a la propia ministra de Agricultura que “era necesario adelantarse a la negociación y no esperar a un documento de posición porque otros Estados miembro se adelantan e influyen en los documentos que finalmente se aprueban”.

El documento de Castilla-La Mancha, que ha sido suscrito por Aragón recientemente a través del ‘Pacto de Almagro’, es el resultado de un año de trabajo con la participación de las organizaciones agrarias, cooperativas, organizaciones empresariales, sindicales, ecologistas, del medio rural, de la distribución y de los consumidores, un escrito que también se ha enviado al propio Ministerio de Agricultura.

De esta forma, Castilla-La Mancha quiere contribuir al debate a nivel nacional y europeo, adelantándose a las propuestas presupuestarias generales y a las de la PAC, que debe realizar en los próximos meses la Comisión Europea.

El documento de posición ante la reforma de la Política Agrícola Común de Castilla-La Mancha   resalta la importancia de los profesionales de la agricultura, del relevo generacional y la visibilidad de la mujer, como ejes centrales de esta política, en línea con los planteamientos del Ejecutivo que preside Emiliano García-Page en materia de agricultura.

Además, a través del mismo, Castilla-La Mancha solicita que se establezcan techos por explotación a los perceptores con más ayudas, pagos redistributivos para primar a los pequeños y medianos agricultores o la eliminación de las referencias históricas como forma de cálculo de las ayudas, para igualar los pagos por hectárea para los mismos cultivos, en toda España, evitando la discriminación de agricultores.